La “Potencia” por Maria Sobrinos

En la anterior publicación, me dediqué a dar mi opinión sobre una programación anual deportiva; de la importancia de ésta en la temporada competitiva, tanto para sacar el mayor rendimiento como de la constancia de que si esto no se realiza correctamente podría provocar lesiones innecesarias, y sobre todo hice hincapié en las formas de trabajarla: circuitos, fartleks, estaciones…

Hay una cosa clara, ninguna es mejor o peor, puede ser más o menos entretenida, “divertida” para el deportista…hay un dicho: “cada maestrillo tiene su librillo”, cada uno entrena de la forma que cree más conveniente, siempre que se consiga el objetivo marcado.

Pero hay una cosa que creo que debería ser común en todos los tipos de entrenamientos, trabajar en grupo, en parejas… Aumenta la motivación y creo que esto hace que aumente el rendimiento del atleta.

Queda claro, y creo que es de lógica, y que todo el mundo tendría que estar de acuerdo, en que se debe trabjar de forma global a específica, cuanto más solida sea la base física, más fuerte será la fase siguiente.

Definiremos algunos términos:

– POTENCIA MODERADA DE TRABAJO:

Ejercicios cíclicos,donde el trabajo puede realizarse más de 30 minutos, donde el cuerpo está en continua utilización de O2.

Ejemplo: carreras o marchas de más de 5 km.

-POTENCIA GRANDE DE TRABAJO FÍSICO:

Ejercicios cíclicos pero de no mas de 30 minutos, donde comienza a intervenir el trabajo anaeróbico.

-POTENCIA MÁXIMA DE TRABAJO:

Ejercicios cíclicos, donde se puede trabajar de 10/20 segundos. Totalmente anaeróbico.

Ejemplo: carreras de 100/200 metros.

-POTENCIA SUBMÁXIMA DE TRABAJO:

Ejercicios cíclicos, el tiempo de trabajo es de 20″ a 5/6 minutos, el organismo está en anaeróbico.

Ejemplo: 100/200/400 metros.

OBJETIVOS:

– Alcanzar elevada capacidad de trabajo del organismo, que haya efectividad y economía de esfuerzos físicos.
– Resistir mayores cargas físicas, aceleraciones y mejorar procesos físicos.
– Habituar al cuerpo a una rápida recuperación del esfuerzo evitando el cansancio en prácticas deportivas o retrasando cada vez más este momento.

Es de suma importancia la relajación tras el esfuerzo, y posibles estiramientos.

Estos temas, junto con la importancia del trabajo en gimnasio, intentaré en próximos artículos dar mi opinión.

¿Quién escribe?

Sigue siendo María Sobrinos, y escribo éste artículo esta vez desde Escocia.

Me he aventurado, a probar suerte por tierras de William Wallace.

Hecho mucho de menos, los entrenamientos físicos junto con mi entrenador y mis compañeras, dato que suplo, por la intensidad de estos entrenamientos.

Digo intensidad no refiriéndome a carga física, sino porque aquí es diferente.

El físico se realiza en la primera parte del entrenamiento, luego gran parte del entrenamiento lo ocupa un largo periodo de juego con balón, mucho balón, muchos movimientos, todo realizado ya con una carga…un cierto cansancio, donde buscan efectividad en todas las acciones, y seguidamente la parte final del entrenamiento, cuando crees que has acabado, vuelve a haber un apartado de entrenamiento físico, ya sea de idas y vueltas placando escudos, ya sean idas y vueltas en “relativa” velocidad…

NADA ES MEJOR O PEOR, SÓLO ES DIFERENTE.

Nos vemos en la próxima, que será pronto!!!

La “pretemporada”

Maria Sobrinos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

raymos-dalila