El ‘boom’ del rugby femenino en Catalunya

Ya hace un par de años que el auge de rugby femenino en Cataluña es evidente, hecho que no pasa nada desapercibido en un mundo donde los protagonistas de la ovalada siempre han sido masculinos.

Sin embargo, las cosas han ido cambiando y la cantidad de clubes que incorporan esta categoría entre sus filas es ya una realidad.

Actualmente son 19 equipos femeninos los que Cataluña contempla, 15 de los cuales están en competición catalana y dos de ellos en la máxima categoría estatal, un dato realmente histórico si tenemos en cuenta que en el año 2009-2010 hablábamos de 5 equipos, en el 2010-2011 de 7 y en el 2011-2012 de 8 conjuntos femeninos.

05112015a2

El crecimiento del rugby femenino empezó a escucharse la temporada pasada con la aparición de pequeños grupos que se juntaban para entrenar. Este año, temporada 2015-2016, podemos hablar con autoridad del boom del femenino con, ni más ni menos, que 19 equipos, donde seguramente existan otros que todavía no se hayan dado a conocer y que estén trabajando, como en su momento lo hicieron clubes de pueblos de todo el territorio catalán, y que ahora luchan para que las féminas tengan espacio.

El Sitges, el Sant Cugat, el CRUC, el Reus Deportiu, el Sel Vilanova, las Carboneras de Terrassa, el CEU, el Gótics, el Manresa, el Hospitalet, la Santboiana, el Granollers, el Martorell, el Sabadell, el Santa Coloma, el INEF Barcelona, ​​el Anoia, el GEiEG, el BUC y el BER son los equipos femeninos que han dado la cara y que han querido manifestar su presencia en territorio catalán.

05112015a3

Pese el positivismo ante este auge, aún queda un largo camino por recorrer. Son muchos los equipos femeninos que se unen con otros para poder llegar a la cantidad ideal de jugadoras para entrar en competición. Es por ello, que hay que hacer un trabajo de “promoción” adecuado, es decir, llegar a mucha más gente y conseguir que este deporte sea menos desconocido, difuminando los clásicos tópicos de los que todos estamos cansados ​​de escuchar.

Por otra parte, otra problemática, no menos importante que el resto, es la “continuidad”. Hay que conseguir que estas jugadoras que se han introducido en el mundo de la ovalada se queden y no se vayan en un abrir y cerrar de ojos, quedando este maravilloso ‘boom’ en simple humo.

La importancia del trabajo en el rugby base también ha dado frutos, ya que cada vez se ven más niñas en las escuelas de los clubes y en los encuentros. Además, se está realizando una gran labor con las categorías inferiores, donde se espera que a la larga aporte un plus cualitativo a este crecimiento femenino del que tan orgullosos estamos.

Laura Canal catalunya

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

maise_garnet@mailxu.com powroznik_350@mailxu.com