Las Black Ferns son profesionales

Según lo anunciado por la NRZ (New Zealand Rugby), 28 jugadoras serán las primeras en la historia en recibir un contrato como jugadoras profesionales.

De los 28 contratos, 17 ya fueron parte de la Copa del Mundo de 2017 y rondarían entre los 12.000 y 20.000 dolares neocelandeses (Unos 9.000 euros), pero sumando viáticos llegarían a unos 40 – 45.000 anuales.

Dichos contratos serán por un año y re negociables en el 2019, tendrán extras durante las concentraciones, seguro medico y toda una estructura detrás de entrenamientos, nutrición, etc.

Deberán estar comprometidas con estos entrenamientos entre 10 y 14 horas semanales y podrán ser ayudadas en distintas áreas, como la educación, sus finanzas o el trabajo.

Y contarán con todo lo necesario sobre la maternidad y sus respectivos permisos.

Las primeras contratadas son:

Chelsea Alley (Waikato), Ariana Bayler (Waikato), Grace Brooker  (Canterbury), Kendra Cocksedge (Canterbury), Krysten Cottrell (Hawke’s Bay), Ruahei Demant (Auckland), Kilistina Moata’ane (Otago), Victoria Subritzky-Nafatali (Counties Manukau), Kristina Sue (Manawatu), Renee Wickliffe (Bay of Plenty), Selica Winiata (Manawatu), Eloise Blackwell (Auckland), Les Elder (Bay of Plenty), Fiao’o Faamausili (Auckland), Harono Iringa (Counties Manukau), Aldora Itunu (Auckland), Linda Itunu (Auckland), Pip Love (Canterbury), Charmaine McMenamin (Auckland), Toka Natua (Waikato), Joanah Ngan Woo (Wellington), Te Kura Ngata-Aerengamate (Counties Manukau), Aleisha Nelson (Auckland), Marcelle Parkes (Wellington), Leilani Perese (Counties Manukau), Dhys Faleafaga (Wellington), Aroha Savage (Counties Manukau) y Charmaine Smith (Auckland)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

rodinavaughn@mailxu.com pacitto.rrz@mailxu.com