Alberto Ruiz: “Rugby fuera y dentro del campo”

Alberto Ruiz Luca de Tena participó del crecimiento del rugby femenino en Latinoamérica y actualmente ayuda a World Rugby a desarrollar cursos y capacitadores en dirección y gestión de entidades deportivas.

Viernes 28 de Septiembre. Oficinas de la Federación Española de Rugby. La sala del consejo se va llenando con mujeres que están involucradas en diversos ámbitos del rugby en España. La cita es por un Taller de Mujeres Directivas. Facilita el taller Alberto Ruiz Luca de Tena. Para muchos, Berti, como se lo conoce, es una cara nueva dentro del ámbito español, pero realmente no lo es a nivel latinoamericano.

Vigués, Ingeniero en Diseño Industrial y consultor, acaba de regresar a España después de ocho intensos años como Director General de la Federación Mexicana de Rugby y luego como Gerente de Desarrollo de Sudamérica Rugby, el órgano rector del deporte en Centro y Sudamérica.

Nos encontramos con Berti para hablar del desarrollo de directivas y del rugby, o como dice él, “Rugby fuera y dentro del campo”.

Comencemos esta entrevista con ese concepto que mencionas de Rugby dentro y fuera del campo.
Creo que para la mayoría de los involucrados en el Rugby los jugadores, los entrenadores y el equipo son lo primordial. La conversación en rugby es predominantemente sobre lo que pasa ‘dentro’ del campo.
Eso es muy obvio, pero no es lo único y también hay otras partes fundamentales. A pie de campo, están los árbitros, preparadores físicos, médicos, y otros múltiples roles. Y fuera del campo está la infinidad de personas que desde diversos roles administrativos y organizacionales colaboran para que el Rugby suceda. Sirve para entender el Rugby de forma integral, pero no pretendo ser dogmático. De esta manera le ha ido bien a muchos dirigentes y organizaciones, pero hay gente que lo ha hecho de un modo diferente y también les ha ido bien.

Entiendo que de ahí nace tu interés y trabajo por impulsar el desarrollo de directivos y gerentes para el rugby.
A mí me tocó trabajar en la administración en Rugby sin ninguna formación en dirección y gestión deportiva. Al mismo tiempo se requerían buenos líderes que dirigieran y fortalecieran Clubes. Había buenas prácticas que compartir y las ganas de compartirlas de forma efectiva y entretenida. De ahí nació un primer curso de Administradores de Rugby en la Federación Mexicana de Rugby. Después de esto he tenido la gran satisfacción de ayudar con el desarrollo de talleres regionales para federaciones nacionales y desde hace unos años crear e implementar para Sudamérica Rugby un programa de cursos en liderazgo y gestión deportiva.

Actualmente se está impulsando el desarrollo de mujeres en puestos de liderazgo en organizaciones.
Así es. Se están haciendo esfuerzos a todos los niveles, tanto dentro como fuera del deporte. En el rugby, por ejemplo, gracias a cambios en los Estatutos de organizaciones, se han incorporado mujeres como miembros de los consejos. También se está apostando fuertemente por capacitación, entre otras líneas de trabajo. World Rugby ha concedido becas de formación y las asociaciones regionales llevan a cabo cursos y talleres de formación. Paralelamente las federaciones de cada país también están haciendo iniciativas.

¿Qué impacto tienen estos cursos y talleres de mujeres directivas?
Creo que estas acciones tienen mucho impacto, y no sólo me refiero a lo obvio como aprender nuevas habilidades, compartir experiencias … En el corto plazo ayuda a confirmar el buen trabajo de las mujeres participantes y a redoblar su energía y entusiasmo para regresar a sus federaciones. Y a largo plazo estas acciones permiten identificar mujeres líderes con las que ir trabajando en su desarrollo a lo largo de los años – desarrollar un rol, y más si es un líder, lleva tiempo.

Hay rechazo y quejas por llevar a cabo iniciativas específicas para mujeres. ¿Cuál es tu punto de vista?
Al mismo tiempo que se hacen iniciativas específicas no se dejan de hacer iniciativas para todos, hombres y mujeres. Mi opinión es que los cursos específicos sirven un propósito cuantitativo y cualitativo. Se está buscando elevar el número de mujeres en puestos directivos. Primero necesitas contar con un número de mujeres formadas para elevar la probabilidad de un mayor número de mujeres en puestos directivos. Si haces una convocatoria abierta a un curso, lo normal es que aparezcan hombres y mujeres, lo que es muy bueno, pero la realidad ahora es que serían más hombres que mujeres, por lo que ya son menos mujeres del cupo que estabas buscando. Por otro lado, en este
momento, hay mujeres que no se apuntarían porque no se sienten cómodas con hombres en actividades como estas, y esto no lo digo yo, lo dicen las propias participantes en cursos. Por lo tanto, un curso específico ayuda a llenar el cupo de mujeres que se necesita y a sumar a las mujeres que no irían a cursos en los que hay hombres.

Cuéntanos, ¿en qué consistía el taller que facilitaste en la Federación Española de Rugby?
El taller abordaba los principios de liderazgo y gestión organizacional en el Rugby. Fue todo un día, muy práctico, con dinámicas en grupo, en parejas, e individuales. Aunque el taller estaba destinado a mujeres no se trataba ningún tema particular de mujeres directivas. Como una amplia mayoría de temas, el liderazgo y gestión de una organización es lo mismo para mujeres que para hombres. El taller se dio dentro del marco del programa Mujer y Rugby 2018 de la Federación Española de Rugby.

Seguramente todos estos años has conocido a muchas mujeres líderes en el rugby, ¿qué referentes
hay?
Hay muchas mujeres aportando al Rugby. A todos los niveles. Todas merecen su reconocimiento y apoyo. En lo personal aprendí del trabajo y profesionalismo de personas como Soledad Galleguillos de Chile, Erin Kennedy de Estados Unidos, Susan Carty de Irlanda, Marjorie Enya de Brasil, Catalina Palacios de Colombia, Aurélie Lemouzy de Francia y Katie Sadleir de Nueva Zelanda.

¿Cómo te involucraste con el rugby femenino?
Hasta que me incorporé en 2011 como Director General de la Federación Mexicana de Rugby nunca había estado involucrado con rugby femenino. Al poco de empezar en el puesto se consensuó a nivel nacional un plan estratégico para el Rugby en México y se adoptó la decisión de redoblar los esfuerzos en rugby femenino, lo cual venía de una revisión de la organización por World Rugby y era una de las principales recomendaciones a seguir. Se creó un plan de rugby femenino, se siguió a rajatabla y hubo muy buen proceso y resultados.

El Rugby Femenino en México ha crecido muchísimo.
¡Si! El proceso y lo resultados de ese proyecto fueron maravillosos. De 2011 a 2015 se pasó de 140 a 850 jugadoras, se crearon competiciones, aparecieron mujeres entrenadoras y árbitras, y la selección femenina se instaló como 3ª de la región, luego de estar años como 5ª-9ª. También se creció en estructura y recursos. Antes de irme se actualizó el plan y el gran equipo de rugby femenino en México han seguido añadiendo éxitos: hoy a 2400 jugadoras, hay una liga de 10s como paso previo a la competición de 15s, la selección sigue 3a en su región y participó en el Mundial de 7s de San Francisco.

Después de esta etapa de crecimiento sin precedentes en México, te uniste a Sudamérica Rugby como Gerente de Desarrollo. Dentro de tus responsabilidades estaba coordinar el desarrollo de rugby femenino en la región. Cuéntanos un poco sobre ello y cómo fue para el Rugby de la región.
Fue una época muy especial porque fue la primera vez que se creaba dentro de la organización la posición de Coordinador Regional de Rugby Femenino y al mismo tiempo se designaba un miembro del consejo directivo de Sudamérica Rugby como representante del Rugby femenino (Xavier Vouga de Brasil). Las cosas que se venían haciendo bien se siguieron repitiendo, otras se añadieron y los que llegamos nos fuimos sumando aportando lo nuestro. Uno de los nuevos esfuerzos fue promocionar la mujer en el rugby en Sudamérica y crear una imagen e historia del Rugby Femenino en Centro y Sudamérica, también se realizó una primera concentración de árbitros mujeres sudamericanas y, como ya está mencionado antes, se inició un proyecto intenso para ampliar el número de mujeres en puestos de responsabilidad gerencial, directiva y en los consejos de las Uniones.

Vamos a ir cerrando. Ahora estás de vuelta en España, ¿cómo ves el rugby femenino español?
La verdad es que solo lo veo como fan, ya que conozco poco de la realidad y no había estado en contacto anteriormente. Pero de lo poco que conozco, quiero decir que, a nivel internacional, me dio mucho gusto la participación en Rio 2016, en los mundiales de 15s y de 7s y el rol que juegan personas como Alhambra Nievas y Patricia García. A nivel doméstico, me parece muy positivo la competición nacional que hay, el número de mujeres que he visto en roles de entrenadoras, árbitras, directivas y el número de niñas que he visto en categorías inferiores.

Foto: Periódico Hoy Nicaragua

One Response to Alberto Ruiz: “Rugby fuera y dentro del campo”

  1. Dimy dice:

    El mejor para formar-desarrollar!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

miao@mailxu.com loats_valentin@mailxu.com