Rugby Femenino

Inglaterra

Honor y felicidad para Turner

No fue sencilla la decisión de dejar una carrera de once años con la Metropolitan Police para dedicarse al coaching de rugby, pero Amy Turner dice que no se arrepiente.

Era octubre del 2018 y entonces trabajaba en una unidad de investigación interna y entrenaba a tiempo parcial con Harlequins, uno de los clubes que había representado, cuando aceptó el cargo de Oficial de Pathway de Rendimiento (Sur) en la Rugby Football Union.

Al año, Turner era la entrenadora de Inglaterra M20 Femenino y ahora trabajará con las Red Roses en su preparación a Rugby World Cup 2021, tras haber sido elegida en el programa de Pasantías de Coaching de World Rugby.

El objetivo de la pasantía es permitir a entrenadoras talentosas como Turner a desarrollar sus carreras – sea entre varones o mujeres. La londinense agradece la oportunidad.

“Es una oportunidad increíble y la clave es que World Rugby haya reconocido la necesidad de un programa como este,” dijo.


“Hay entrenadoras de nivel; podría nombrar a seis que se me ocurren rápidamente que podrían estar aquí. Me siento muy afortunada y extremadamente agradecida.”

PASADO EN RUGBY WORLD CUP

En la pasantía será la sombra de uno de los más veteranos entrenadores del rugby internacional, Simon Middleton.

“Quiero aprender todo lo que pueda y ayudar en lo que pueda, para que Inglaterra tenga la mejor oportunidad y pueda regresar del Mundial complacida con su performance.”

Turner compitió en tres Rugby World Cups en 15s (2006 y 2010) y en sevens (2009) en una carrera estelar en la que jugó 59 caps en tres posiciones – medioscrum, hooker y centro, aunque la mayoría fue como medioscrum donde debutó en Cardiff, en 2005 al ingresar en reemplazo de Jo Yapp ante Gales.

“Reemplazar a Jo fue importante porque era la capitana, alguien que admiraba y me guía en el comienzo de mi carrera,” dijo Turner al recordar su comienzo.

Otro momento saliente de su carrera fue “derrotar a Nueva Zelanda en 2009” y ganar su cap número 50 en la semifinal de Rugby World Cup 2010 ante Australia. Dos años mas tarde, con una problemática rodilla, Turner vio finalizar su carrera internacional aunque jugó unos años más con Harlequins hasta que decidió dedicarse a entrenar y a su trabajo policíaco.

PROTEGER A LOS BUENOS

“Era un trabajo difícil, solitario, porque todos te odian,” explicó su trabajo.

“Siempre había estado en el frente, respondiendo a las llamadas de emergencia; cuando ofrecieron el trabajo investigativo interno, me gustó por la ida de proteger a los buenos oficiales y limpiar a quienes usaban la posición para beneficio personal.”

“El trabajo tiene una connotación negativa. Cuando la gente sabe qué haces, te quedas sola rápidamente.”

“Siempre fui parte de un equipo donde disfruté la camaradería; estar en la unidad no es un rol en el que haces amigos. Igual, amé mi tiempo con la policía Metropolitana, fue mi carrera, lo que quise hacer desde niña y donde trabajé mas de una década.”

RIESGO Y RECOMPENSA

Si bien el trabajo de escritorio necesitaba personalidad, el usar uniforme también requería un cráneo duro.

“Mi primera conmoción cerebral la tuve en una trifulca cuando un chico de 18 años esq se peleaba con la madre que lo había echado de la casa,” contó.

“Fuimos a colaborar y me golpeó en la cabeza con un palo.”

“Tenía 30 años, había jugado en la Premiership durante quince años y nunca había sufrido una conmoción.”

Turner, que trabajó en el Borough of Southwark, donde ocurrieron los ataques terroristas del London Bridge, nunca estuvo lejos de situaciones de peligro, lo que la llevó a plantearse el equilibrio entre riesgo y recompensa.

DEDICADA AL COACHING

Al pasar al área de investigaciones internes le permitió ser entrenadora a tiempo parcial de Quins. Fue allí donde la fue a buscar la RFU. Turner entonces decidió dejar sus días de soledad y volcarse al rugby.

“Tenía nervios, preguntándome si hacía bien en dejar once años en la policía por un rol como entrenadora,” admitió.

“Tuve muchas charlas con mi pareja y familia antes de decidir; era pasar de una carrera que con trabajo duro y consistencia estaría siempre allí a una que puede ser volátil.”

“En el coaching hay buenas y malas. Puede irte bien y estar en un mismo cargo mucho tiempo; o puedes depender de los resultados y durar un año.”

“En término de equilibrios entre trabajo y vida, estoy disfrutando lo que hago.”

Rápidamente, sumó los roles de entrenadora de Inglaterra M20 femenino y del equipo masculino de Hackney a su creciente CV.

Si bien le costó conseguir resultados en la temporada 2019/20 de London 2 North West que quedó trunca, por el omen es solo su orgullo el que está golpeado.

GÉNERO ES IRRELEVANTE

Turner dice que la experiencia en Hackeny ha sido invaluable y que espera seguir creciendo la próxima temporada.

“Me desarrolló como entrenadora el trabajo semanal – preparar un partido, confiar en el triunfo y si no lo lográbamos, tomar lo aprendido y asegurarnos de que los jugadores estuvieran listos para le proximo partido.”

“Es una rueda veloz, imparable, de análisis, reflexión y preparación que no tengo con el trabajo de la RFU.”

Son pocas las mujeres que como Turner trabajan en el rugby masculino, hecho que World Rugby ha identificado a través de este programa de pasantías y otros esquemas.

“Quiero ser vista como entrenadora de alto rendimiento capaz de trabajar con varones y mujeres. Mi género es irrelevante.”

“No quiero pensar en buscar empleos en el rugby femenino porque es lo que conozco; quiero que las mujeres se sientan cómodas irresuelto del ámbito.”

“No hay igual representatividad en ambos géneros. Programas como este mostrará el talento existente y dará oportunidades para mejorar carreras.”

Honor y felicidad para Turner
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top
mapesman@mailxu.com