Rugby Femenino

Brasil

Yaras de Brasil adquieren una nueva identidad visual

Creada por las propias atletas, la nueva identidad se lanzó el lunes 24 de mayo y hará su debut oficial en los Juegos Olímpicos de Tokio.

La selección femenina brasileña tiene una trayectoria victoriosa de casi dos décadas, con mucha lucha, sacrificio y entrega. Una historia con muchas referentes como Márcia Müller, Júlia Sardá, Natasha Olsen, Mari Ramalho,  Paula Ishibashi, Baby Futuro, Maíra Magdaleno y Gabi Ávila, entre muchas otras.

Sin embargo, las atletas de la selección brasileña femenina aún jugaban con el símbolo de la selección masculina en la camiseta, el “Tupi”.

Ya no.

A partir del apodo que adoptaron las jugadoras de la selección nacional a finales de 2013, el de “Yaras”, empezaron a pensar en una nueva identidad para ellas.

El punto de partida fue la autonomía del grupo, que durante años pensó en el nombre “Yaras”, en referencia al coraje y la colectividad de las mujeres del rugby en Brasil.

El personaje “Yara” en la mitología tupi-guaraní es hija de Pajé y un temido guerrera que, para escapar de la muerte, se refugió en los ríos. Por esta razón, en algunas partes del país se la conoce como la “dama de las aguas”.

El valor del nombre

Para las jugadoras del pasado y del presente, la fuerza del nombre “Yaras” radica en el valor para la comunidad, que es un vínculo entre la cultura de los pueblos brasileños y los principios del rugby.

Las atletas crearon un nombre, un símbolo que representaba al colectivo, y establecieron un uniforme que contó con la participación de todas.

Yaras del plantel actual y del pasado se encontraron virtualmente para llegar al contenido final.

El emprendimiento, de hecho, es una marca del grupo, que ya había creado una imagen previa de una “Yara”, incluso colocándola en una línea de ropa de entrenamiento, objetos y en las redes sociales.

Ser Yara

“La esencia de ser Yara es ser conscientes de que nos necesitamos las unas a las otras para superar nuestros desafíos y soñar con más logros. Este reconocimiento es muy importante para este grupo de mujeres que han construido su propia identidad en un deporte que todavía se considera esencialmente masculino”, señala Isadora “Izzy” Cerullo, jugadora de la selección.

“Esta conexión con la naturaleza interna y externa que nos enseñan los pueblos indígenas es un referente muy fuerte para quienes practican el rugby y saben que tienen que creer en cada movimiento, en cada oportunidad”, observa Juliana “Juka” Esteves, Yara entre 2010 y 2016, habiendo terminado su carrera después de Río 2016.

El artista

La nueva identidad fue creada por el también rugbier Liam Piacente. Le tomó al artista cerca de dos meses de investigación lograr la expresión deseada, compartiendo referencias con las deportistas de la selección y buscando sintetizar el espíritu colectivo del grupo.

También fue necesario utilizar la guía de marca de la CBRu y el símbolo Tupis (selección masculina brasilera) como referencia, para armonizar los rasgos, colores y formas de la leyenda femenina que estará en el campo a partir de ahora con las “Yaras”.

El objetivo es mostrar que no debe haber oposición entre los dos géneros dentro y fuera del deporte.

 

Las Yaras viajaron a los Estados Unidos el lunes (24 de mayo) como parte de sus preparativos para los Juegos Olímpicos de Tokio. El equipo estará en la ciudad californiana de Chula Vista, donde realizará un pequeño torneo contra los equipos de adultos y juveniles de Estados Unidos el 31 de mayo, 1 y 2 de junio. En esta ocasión también debutarán el uniforme con la nueva identidad visual.

Su debut en una competencia internacional será en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Fotos y  video: FotoJump

Yaras de Brasil adquieren una nueva identidad visual
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

To Top
masuccithanh@mailxu.com